Artículos

Muchos de ustedes pensarán que en esta edición hablaré de la crisis financiera que azota a la zona europea, de la economía, de los flujos en los mercados bursátiles, de la prima de riesgo, que Estados Unidos se salvó en el último suspiro del KO al lograr, gracias a la intervención certera del presidente Obama, frenar el abismo fiscal, que seguramente hubiera afectado muchísimo a la economía mexicana, nunca mejor aplicado como en el refrán “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, sin embargo, si es importante que estemos informados de lo que está ocurriendo en el mundo, y concretamente de las malas noticias que llegan de España, en lo que se refiere al mundo del estilismo.

 

Más de 5,000 salones están cerrando, 40,000 puestos de trabajo peligran en este 2013, han aumentado a 13 puntos el IVA además, de otros impuestos, lo nunca visto, frecuentes huelgas de los peluqueros, reuniones entre todos los afectados, protestas en la prensa y medios de comunicación, esto en las principales capitales, y lo que es peor una guerra de precios a la baja, de la que no se salva absolutamente nadie, lo importante ahora es ver quién cobra más barato y quién hace las ofertas más originales.

¡Oh my cut! Una nueva cadena de salones ha puesto en un euro, (17.50 al cambio), el corte de cabello y 20 euros (350 pesos al cambio), el servicio de mechas con papel aluminio.

Title #0

Lo curioso es que en esta multitud de cadenas usan productos de primera línea, aunque les parezca extraño, por supuesto que estás también sufren lo suyo, y lamentablemente apenas tiene clientes por el bajo poder adquisitivo y de consumo del público. La triste realidad es que ya existen 6 millones de parados en España, que es el 25 por ciento de la población.

Es por lo que cadenas como Marco Aldany con más de 500 salones en toda España y Portugal han decido desembarcar en Latinoamérica, empezando por Panama donde ya han abierto 5 salones, y con ánimos de extenderse a México.

Pero el tema de este mes es también otro problema que nos afecta muchísimo, yo diría que es un fenómeno mundial, las mujeres han decidido dejarse crecer el cabello hasta lo “infinito”, y sin ayuda de extensiones, si no con su propio cabello; melenas por debajo de la cintura o más, sin el cuidado de un buen corte, dejándolo sin forma, creciendo a su suerte y lo obvio, acudiendo cada vez menos a los salones, además usan planchas y aparatos que nosotros inconscientemente les hemos ofrecido, así como los famosos alaciados, que ya se manejan con absoluta facilidad, que se pueden realizar en casa o con la ayuda personalizada del peluquero de turno.

Retrocediendo en las tendencias

Lamentablemente estamos volviendo al tiempo de las cavernas, pues ya no es raro ver en una terraza de playa o en la Roma o Condesa, en discos o antros, esta situación, hasta las propias estilistas de nuestros salones, llevan el cabello largo y descuidado.

Grandes melenas y tacones de 20 cm son el uniforme de moda, y lo malo es que ahora tenemos más enemigos, primero las mujeres con sus nuevos deseos, y luego las amigas, los novios o esposos que muchas veces las aconsejan muy mal, además de las famosas mechas californianas o Saharauis, como les llamo yo, (otro día les contare el porqué), realizadas sin forma, sin técnica que solo dejan manchones, sin importarles el color base ni el color de la piel, y como solo se hacen en las puntas, pues no necesitan ni siquiera retoque y por supuesto nada de mantenimiento, tal vez un poco de reflejo, y lo último y fatal es hacérselo entre amigas, además, de los famosos aparatos que venden en la televisión para hacer infinidad de experimentos en el cabello.

¿Qué podemos hacer para contrarrestar esta mentalidad en la que han caído nuestras mujeres?, ¿Qué pasa que cada vez hay menos hombres? ¿Quizás habrá más peluqueros malos?

Aunque suene un poco fuerte y aunque algunos peluqueros nos empeñemos en presentar nuevas tendencias en eventos, en fotos, para revistas y medios de comunicación, solo una escasa, muy escasa minoría lo demandan. Será qué no sabemos ofrecer nuevos conceptos, tendencias o innovaciones y que estamos en nuestra zona de confort, pues sugiero cambiar esta dinámica diaria lo antes posible si no quieren verse afectados.

Hay otro aspecto en el que quiero hacer hincapié, hoy en día se observan en la mayoría de las revistas profesionales, fotos de peinados inverosímiles, con mucho tocado, postizos y otras materiales exóticos y a veces pienso que para crearlos no hace falta ser peluquero, pues quizás lo podría hacer un buen artesano, alfarero, carpintero o jardinero.

Como ven, este artículo merece ser reflexionado, aunque no les puedo dar soluciones, simplemente hay que esperar que vengan tiempos mejores.

 

 

 

Plugin for Joomla