Artículos


Este año voy a cumplir 50 años de profesión, pues si no me fallan las cuentas, empecé en el año 1963 con 15 años y de lo que en aquellas épocas se llamaba como aprendiz, cargo que consistía en limpiar, trapear, recoger toallas y peinadores, poner carbón en la calefacción, ir a hacer recados, etc., no existían las escuelas, ni los cabezotes para practicar, en fin, después de realizar las tareas domesticas… podías empezar a mirar y aprender cómo se atendían y peinaban a las clientas. No se crean que los envidio a los métodos actuales, muy al contrario teníamos muchas más necesidades, pues como aprendices no teníamos derecho a cobrar un sueldo ni seguridad social, solo vivíamos de la propina, pero por supuesto también nos hacia mucha más ilusión.

 

Aquellos tiempos fueron muy singulares, la década de los 60 comenzó con una gran esperanza y acabo en desesperanza, fue una época de cambios y revoluciones que desencadenó una gran explosión cultural y social, la juventud estableció el pulso de la misma, tuve la gran oportunidad de vivir en directo aquella época en París, el famoso mayo del 68 que marco, un antes y un después, fue un momento perfecto para los emprendedores del mundo de la música, la moda, del arte, la arquitectura que querían dejar huella en el mundo.

El rock and roll estadounidense y un género completamente nuevo de la música británica, cambiaron el panorama musical y estimularon a la juventud al mismo tiempo que surgieron nuevas tendencias artísticas, en la mayoría de los campos del arte de la moda, etc. Los sesentas siempre serán recordados por su moda, un fenómeno internacional, posterior a las anteriores décadas oscuras y monótonas en las que las propuestas atrevidas, coloridas y escandalosas apenas se podían ver en las calles. De repente el mundo de la moda se vio transformado en color y atrevimiento, la silueta de la mujer realzada con la inmejorable llegada de la minifalda, desapareciendo las tradicionales medias y naciendo las celebres pantis, las minifaldas comenzaron a llevarse más cortas contrastando con los vestidos midi y los maxi, la moda cambiaba constantemente, se volvió alegre y desenfadada. Revolucionaron los experimentos de nuevos materiales como el pvc y otro tipo de plásticos e incluso metálicos. Los estilos de peinado “MOPTOP” afros, los geométricos con flequillos espesos, así como el maquillaje que daba dramatismo a los ojos y a los labios. Estas tendencias de moda se centraron sobre todo en Londres en zonas como Carnaby street, Kings road, Portobello road, donde coincidieron auténticos íconos de la moda como Mary Quant, Paco Rabanne, André Courrèges, Givenchy o Yves Saint Laurent.

Asímismo surgieron una gran cantidad de modelos jóvenes como Twiggy, Jean Shrimpton, Penelope Tree, Veruschka, Naomi Sims, etc. Pese a que la silueta femenina nunca había tenido mejor aspecto con los diseños a veces descarados que se impusieron, también los hombres dieron un salto adelante en la moda masculina promoviéndose los grupos jóvenes de pop emergentes, John Stephen comenzando a marcar tendencias en “Carnaby Street”, mientras que artistas como Jimi Hendrix, John Lennon y Mick Jagger tendían a llevar las chaquetas militares que se exhibían en las distintas tiendas de la famosa calle londinense, sobresaliendo los pantalones pata de elefante que llegaban a tener anchos de más de 30 cm. Esta época fue una de las más divertidas para los peluqueros, la mujer cambió su mentalidad y se dejó proponer cambios drásticos, de largos con flequillos espesos, con mucho volumen (crepado) o cortos muy singulares, definitivamente no pudieron ser mejor mis inicios como peluquero.

 

 

 

Plugin for Joomla